CANGUROS

1 de agosto de 2017 | 1:11 pm

Cuidado de niños

Conciliar la vida familiar con la vida profesional ya es posible. MILANIS pone a disposición de los padres un grupo de profesionales cualificados y de confianza que atenderán perfectamente a los niños.

Los padres podrán seleccionar entre varios candidatos/as aquel/la que consideren más apropiada para el puesto.

Consideramos la edad y las características del menor a la hora de valorar la cualificación y experiencia de los candidatos.

Además puedes contratar nuestros servicios de manera puntual o continuada. Si tienes algún compromiso (bodas, cenas…) o alguna necesidad específica, podemos asignarte una canguro durante las horas que lo necesites

Servicios Principales

  • Acompañamiento y recogida del colegio
  • Aseo personal
  • Preparación de comidas
  • Acompañamiento de forma puntual
  • Ayuda en las tareas escolares
  • Actividades de ocio y tiempo libre
  • Logopedia

MILANIS, podeis pedir presupuesto sin ningún compromiso en el teléfono 985 75 55 25, en nuestras oficinas en la calle conde toreno 2 oviedo o a través de nuestra pagina web. Milanis.es

MILANIS trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas.

 

INFECCION DE ORINA

25 de julio de 2017 | 1:26 pm

Infección de orina

¿Se comporta de forma extraña? Quizá tenga una infección

Inés y Luisa son dos hermanas que se ocupan de cuidar a su madre, una mujer de 90 años, activa y con una fuerte personalidad, que sufre demencia en una fase intermedia. La enfermedad progresa lentamente. Su madre se encuentra bien, salvo por una infección de orina que no termina de irse.   El caso de la madre de Inés y Luisa es muy habitual porque las mujeres y las personas mayores son más propensas a tener infecciones de orina. Las mujeres sufren con más frecuencia esta enfermedad por su anatomía. La uretra está más cerca de la vagina y del ano. Una mala higiene o limpiarse en el sentido contrario al correcto (de atrás hacia delante) después de ir al lavabo, puede contribuir a que las bacterias se introduzcan en la uretra más fácilmente. Las relaciones sexuales también pueden facilitar las infecciones de orina.   En cuando a los mayores, el hecho de tener un sistema inmunitario más débil los hace más vulnerables. Pero, además, con la edad, los músculos de la vejiga se aflojan y, cuando estas personas van a orinar, su vejiga no se vacía completamente, quedando un volumen de orina residual. Esta orina se convierte en un caldo de cultivo para el crecimiento de bacterias.   Y si, además, la persona mayor tiene otra patología, como diabetes o haber sufrido un tratamiento de quimioterapia, el riesgo de sufrir una infección de orina todavía es mayor.   Si el paciente necesita utilizar catéteres urinarios, debe saber que es conveniente retirarlos tan pronto como sea posible. Según la Alzhéimer’s Society de UK, una cuarta parte de todas las infecciones adquiridas en los hospitales están asociadas con el uso de este tipo de catéteres para la orina.   Cómo se manifiesta en personas con demencia Los síntomas que produce una infección de orina en las personas con demencia difieren de los que manifiesta una persona joven (escozor cuando orina, más ganas de orinar que las habituales). En las personas mayores son más complejos y difíciles de detectar. – De repente, se pueden mostrar muy confundidos. Un cuadro agudo (delirio) puede conllevar su hospitalización. Según el blog Estimulación cognitiva, pueden llorar sin motivo, tener alucinaciones o estar agitados. – Dolor y pérdida de capacidad para las actividades de la vida diaria. – Cansancio. – Un empeoramiento repentino de la incontinencia. – Malestar general. – Sufrir varias infecciones seguidas puede conllevar un ingreso en el hospital. Según la revista Nursing magazine, entre un 30% y un 40% de los pacientes mayores con una infección grave no tienen fiebre debido a que su sistema inmune ya no es capaz de crear ese tipo de respuesta.   Las infecciones de orina son tratadas con antibióticos. Para que a tu ser querido se le prescriba esta medicación, puede que se necesite recoger una muestra de su orina. Sin embargo, esto puede convertirse en algo bastante complicado, dado que una persona con demencia en fase avanzada quizá no entienda lo que se intenta hacer. Un posibilidad, que podría consultar con su médico, es si se podrían detectar la presencia de bacterias en las compresas usadas.   Recomendaciones para evitar las infecciones de orina -Animar a las personas con demencia a beber suficiente líquido. Hay que tener en cuenta sus preferencias y lograr que las bebidas estén en recipientes que les sean fáciles de coger. Se pueden utilizar vasos de colores vivos, para que ellos los vean. Es muy importante que beban cinco veces al día, dado que la deshidratación puede provocar que la orina de la persona sea oscura y más concentrada, pudiéndole causar dolor.   -Establecer hábitos para que la persona con demencia use el lavabo con frecuencia con el fin de que no retenga la orina en la vejiga durante demasiado tiempo. Es importante que la persona pueda reconocer fácilmente la puerta de lavabo, mediante una fotografía o una señal, por ejemplo. Se podría estudiar la posibilidad de cambiar el color del inodoro para que le sea más fácil reconocerlo. En caso de incontinencia, se debe cambiar el pañal frecuentemente.   -Orinar antes y después de tener relaciones sexuales. En este punto nos referimos, sobre todo, a los pacientes que se encuentran en la fase leve. Durante el coito, el pene del hombre puede introducir las bacterias que se encuentran en la abertura de la uretra hacia la vejiga. Al orinar, la vaciamos y expulsamos las bacterias.   -Evitar el estreñimiento, dado que puede impedir que la vejiga se vacíe correctamente, lo que puede provocar una infección de orina.Por eso, hay que fomentar la movilidad, cambios de postura, dar paseos, hacer ejercicio.   -Mantener una buena higiene: lavar los genitales con agua. En caso de incontinencia fecal, se puede utilizar toallitas húmedas y esponjas desechables. La mujer se debe limpiar de delante hacia atrás. Tener toallitas húmedas en el lavabo puede facilitar a la persona el proceso de limpiarse.   -En caso de que la persona tenga una sonda vesical, hay que tener mucho cuidado con su manipulación. La bolsa debe estar siempre en un plano más bajo para evitar que la orina retorne. Hay que controlar la cantidad de orina, el color y el olor. Observar los cambios y comunicárselos al médico de cabecera.   -Para conseguir detectar precozmente una infección de orina, se debe que estar muy atento a que el paciente tenga fiebre, cambios de comportamiento, dolor o se muestre inquieto.

 

MILANIS, todas nuestras trabajadoras están sumamente preparadas para atender a todos nuestros clientes que tengan que utilizar pañal, tanto a la hora de colocarlo debidamente, como a la hora de quitarlo y limpiar muy bien toda la zona, una simple infección de orina puede llevar a esa persona a tener que estar ingresada tres días en el hospital, con todas las molestias que ello lleva, tanto a la persona como a su familia.

 

MILANIS, no dudéis en contactar con nosotros para obtener mas información, nuestro teléfono es 985 75 55 25, nuestras oficinas están situadas en la calle conde toreno 2b de Oviedo o a través de nuestra pagina web, www.milanis.es

 

MILANIS trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas.

 

VACACIONES

18 de julio de 2017 | 12:59 pm

Ahora que estamos en la recta final del mes de julio, es hora de ir preparando las vacaciones estivales.

Sobre todo si durante todo el año estamos pendientes de nuestros padres, y ver que decisión es la que vamos a tomar con ellos:

  1. ¿Es conveniente que dada su edad y estado de salud, vengan con nosotros de vacaciones?
  2. ¿O por consiguiente, es más aconsejable el que se queden en casa?.

En caso de que se queden en casa, quizás para una mayor tranquilidad nuestra, sea apropiado para evitar riesgos innecesarios, el que una empresa especializada esté al cuidado de nuestros mayores mientras nosotros nos encontramos fuera de vacaciones, bien en la playa, o la montaña, en el extranjero, o en otra Comunidad Autónoma, de esa forma siempre sabremos que en un momento determinado pueden en caso de urgencia contactar con nosotros, pero previamente haber resuelto cualquier incidencia que haya surgido para su bienestar.

Y en el caso, de que optemos por la contratación de un/a auxiliar de ayuda a domicilio o un/a empleada de hogar, siempre deberemos contar con la aprobación de nuestros mayores, haciéndoles ver que tanto a ellos como a nosotros, nos deja mucho más tranquilos el saber que siempre hay una supervisión profesional, o intervención social  que cuida de ellos en nuestra ausencia.

 

Para ello, no dude en contactar con nosotros, ya que nuestros profesionales, le aconsejaran sobre el servicio más adecuado a las características del estado de salud de sus adultos, recomendándole la cualificación profesional que mejor se adapte en atender dichas necesidades, así como el horario que sea más beneficioso para su supervisión, y desde una hora diaria, hasta la contratación de personal interno que pernocte en caso necesario en el propio domicilio.

 

MILANIS, para mas información pueden diriguirse al teléfono 985 55 75 25, nuestras oficinas están situadas en la calle conde toreno 2b de Oviedo y nuestra pagina web Milanis.es.

 

MILANIS trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas.

 

ALGUNAS ENFERMEDADES

12 de julio de 2017 | 11:53 am

La tercera edad es un grupo de riesgo en el punto de mira de algunas enfermedades y afecciones.  Tercera-edad recopila algunas de las más comunes:

Arterioesclerosis de las Extremidades: es un síndrome caracterízado por el depósito e infiltración de sustancias lipídicas, en las paredes de las arterias de mediano y grueso calibre. Esto provoca una disminución en el flujo sanguíneo que puede causar daño a los nervios y otros tejidos. Los problemas de riego en las extremidades en la arteriosclerosis suelen ocurrir antes en las piernas o los pies y la edad es uno de los factores de riesgo más importantes. La persona afectada empieza a notar dolor de piernas, hormigueo en los piés estando en reposo, úlceras e incluso gangrena en los piés (el tejido “se muere”, notándose visiblemente).

Artrosis: afecta más a las mujeres que a los hombres, y a partir de los 75 años, prácticamente todas las personas tienen artrosis en alguna articulación. La edad, la obesidad, la falta de ejercicio… son sólo algunos de los factores que predisponen a sufrirla. Consiste en una degeneración del cartílago articular por el paso de los años, que se traduce en dificultades de movilidad y dolor articular con los movimientos. El tratamiento de la artrosis consigue mejorar la movilidad y disminuir el dolor mediante antiinflamatorios no esteroideos, o la infiltración de esteroides, además de ejercicios de rehabilitación. En casos de extrema gravedad se puede recurrrir a la cirugía, que consiste en sustituir las articulaciones por prótesis artificiales.

Artritis: es la inflamación de una articulación, caracterizada por dolor, limitación de movimientos, tumefacción y calor local. Puede estar causada por numerosas enfermedades y síndromes; por microcristales (afectos de gota), neiropática (lesiones del sistema nervioso), reumatoide (origen multifactorial), infecciosa (de origen bacteriano, vírico, micótico o parasitario), sistemática (de origen cutáneo, digestivo, neuropático…), reactiva (múltiples factores), etc. Se suele detectar pasados los 40 años, en radiografías, sin que antes se haya presentado ningún síntoma…

Alzheimer: La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso central que constituye la principal causa de demencia en personas mayores de 60 años. Se caracteriza por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian. Se desconocen las causas, si bien se sabe que intervienen factores genéticos.  Por desgracia el Alzheimer sigue siendo incurable, pero la comunidad científica se muestra optimista por encontrar una cura a corto plazo. Más información sobre Alzheimer

Párkinson: El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que se produce en el cerebro, por la pérdida de neuronas en la sustancia negra cerebral. El principal factor de riesgo del parkinson es la edad. Afecta a más de 65.000 españoles y su incidencia va en aumento. Más información sobre Párkinson

Hipertrofia benigna de Próstata: Consiste en un crecimiento excesivo en el tamaño de la próstata a expensas del tamaño celular. Es muy común en los hombres a partir de los 60 años. Para su diagnosticación, es fecuente la “biopsia prostática” y el tacto renal (palpar la próstata a través del recto), que además puede detectar síntomas de cáncer.. Suele provocar un síndrome miccional :mayor frecuendia de orinar, irritación y obstrucción; que pueden complicarse con infecciones urinarias, cálculos renales , etc. Para su tratamiento, los pacientes deben disminuir la ingesta de líquidos antes de acostarse y moderar el consumo de alcohol y cafeina. En ocasiones extremas se tiene que intervenir quirurgicamente (prostatectomía).

Gripe: Se trata de una enfermedad “común” que dura entre 3 y 7 días, pero las personas mayores pueden tener complicaciones que a menudo requieren hospitalización por problemas respiratorios. Es por ello que las Autoridades Sanitarias aconsejan a la tercera edad (mayores de 65 años), como grupo de riesgo, vacunarse cada año contra la gripe. La vacuna de la gripe producirá anticuerpos contra el virus.  Y otro arma muy eficaz contra la gripe es la prevención, especialmente contra el frío. Consejos de cara al invierno

Malnutrición: A menudo, se pasan por alto los problemas de nutrición de la tercera edad, lo que puede traer complicaciones muy serias tales como deshidratación, anemia, déficit de vitaminas (B12, C, tiamina…), déficit de folato, desequilibrio de potasio, anorexia, gastritis atrófica…  El deterioro cognitivo puede ser causado por tantos factores no nutricionales que es fácil pasar por alto causas nutricionales potenciales, como deshidratación, desequilibrio del potasio, anemia ferropénica y déficit de muchas de las vitaminas hidrosolubles.  En estos casos, si un especialista lo cree conveniente, se puede recurrir a suplementos de minerales y vitaminas, pero sobre todo; una dieta alta en proteínas y nutrientes es esencial para prevenir posibles problemas de nutrición que llegada la edad adulta podría conllevar problemas irreversibles.  Más información sobre Nutrición

Mareos en los mayores Buena parte de los mayores de 60 años, acuden al médico por culpa de inexplicables mareos o vértigos. También son habituales las pérdidas de equilibrio y otras sensaciones de aturdimiento.  Es importante que sea un médico quien determine la gravedad de nuestra situación. En todos los casos el especialista determinará con un reconocimiento físico los posibles motivos.

Sordera: A menudo, los déficits auditivos se consideran “normales” en los ancianos, y, si bien es propio de la edad el desgaste en nuestras capacidades, siempre se debería poner solución, con las pruebas diagnósticas precisas y si es necesario, con la ayuda de un audífono que amplificará la señal sonora ayudándonos a recuperar parcialmente nuestra capacidad auditiva. Más información sobre Sordera en la tercera edad

Presión arterial alta: La presión arterial es la fuerza con la que el corazón bombea la sangre contra las paredes de las arterias. La hipertensión arterial no suele tener síntomas, pero puede causar problemas serios como insuficiencia cardiaca, un derrame cerebral, infarto e insuficiencia renal. Conviene que nosotros mismos controlemos nuestra presión presión arterial además de llevar hábitos de vida saludables.

Problemas Visuales: Con la edad adulta es muy frecuente que nuestra vista vaya perdiendo facultades. Es por ello que se aconseja a las personas mayores una revisión ocular una vez al año para detectar los problemas visuales más frecuentes y su tratamiento específico. Los problemas de visión más frecuentes en las personas mayores son la miopía, presbicia, cataratas, degeneración macular del ojo, glaucoma, tensión ocular…. Más información sobre Problemas Visuales en la tercera edad

Claudicación intermitente: Es un trastorno que se produce como consecuencia de la obstrucción progresiva de las arterias que nutren las extremidades. Las paredes de las arterias sufren lesiones, llamadas “placas de ateroma”, que se van agrandando dificultando el correcto riego sanguíneo y haciendo que los músculos produzcan ácido láctico. Caracterizado por la aparición de dolor muscular intenso en las extremidades inferiores, en la la pantorrilla o el muslo, que aparece normalmente al caminar o realizar un ejercicio físico y que mejora al detener la actividad. Se observa con mayor frecuencia en el hombre que en la mujer; generalmente en pacientes mayores de 60 años.

Demencia senil: La demencia es la perdida progresiva de las funciones cognitivas, debido a daños o desórdenes cerebrales que no responden al envejecimiento normal. Se manifiesta con problemas en las áreas de la memoria, la atención, la orientación espacio-temporal o de identidad y la resolución de problemas. Los primeros síntomas suelen ser cambios de personalidad, de conducta, dificultades de comprensión, en las habilidades motoras e incluso delirios. A veces se llegan a mostrar también rasgos psicóticos o depresivos. Algunos tipos de demencia son el alzheimer, demencias frototemporales como la enfermedad de Pick, demencia vascular, demencia multiinfarto (demencia arterioesclerótica), enfermedad de Binswanger, demencia de Cuerpos de Lewy…

Osteopororis: La osteoporosis es una enfermedad en la cual disminuye la cantidad de minerales en el hueso, perdiendo fuerza la parte de hueso trabecular y reduciéndose la zona cortical por un defecto en la absorción del calcio,volviéndose quebradizos y susceptibles de fracturas. Es frecuente sobre todo en mujeres tras la menopausia debido a carencias hormonales, de calcio y vitaminas por malnutrición, por lo que un aporte extra de calcio y la práctica de ejercicio antes de la menopausia favorecerán en su prevención. Para frenar la osteoporosis conviene ponerse en manos de un profesional que determine qué habitos de nuestra vida debemos potenciar. Los ejercicios y la gimnasia para la tercera edad son una manera de luchar contra la osteoporosis llevando una vida sana.

Accidente Cerebro Vascular (Ictus): Es una enfermedad cerebrovascular que afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro.  Ocurre cuando un vaso sanguíneo que lleva sangre al cerebro se rompe o es obstruido por un coágulo u otra partícula, lo que provoca que parte del cerebro no consiga el flujo de sangre que necesita, quedándose la zona sin riego, por lo que no pueden funcionar y mueren transcurridos unos minutos, quedando paralizada la zona del cuerpo “dirigida” por esa parte del cerebro. Uno de los principales factores que multiplica el riesgo de padecer cáncer es la edad. Pasados los 55 años, cada década vivida dobla el riesgo de padecer un ictus.

MILANIS, disponemos de personal preparado para enfrentarnos a cualquiera de estas situaciones, en esta época de vacaciones, es recomendable que la familia que normalmente se ocupa de sus familiares ya mayores, pueda disponer de algunos días para desconectar, en MILANIS , tenemos a nuestro personal preparado para que podáis estar al menos unos días tranquilos sabiendo que vuestros seres queridos están bien atendidos.

MILANIS, nuestro teléfono es 985 55 75 25, donde sin ningún compromiso os podremos dar toda la información y buscar la mejor solución a vuestro problema

MILANIS trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas

FRACTURA DE CADERA

27 de junio de 2017 | 1:19 pm

¿Cuál es la recuperación después de una intervención de una fractura de cadera?

En la recuperación de las fracturas de cadera de las personas mayores de 65 años es muy importante la movilización precoz de la extremidad afecta, cuanto más tiempo se pase sin apoyar dicha extremidad mayor será la incapacidad residual que quedará después de la intervención. Teniendo en cuento esta situación hay que cumplir los siguientes objetivos:

  1. Sentarse en un sillón o en la cama o en una silla a las 24 horas de la operación con el fin de que la extremidad afectada por lafractura de la cadera pueda apoyarse en el suelo lo antes posible.
  2. Es muy importante fortalecer lo más precozmente posible la musculatura de la extremidad afectada por la fractura de cadera. Para ello pueden ser necesarios ejercicios isométricos o intentar la deambulación de forma precoz.
  3. Es muy importante que para una movilización muy rápida los pacientes no sufran dolor, por lo que una analgesia lo más adecuada posible es un factor predictor de la incapacidad residual que pueda acontecer de la intervención de una fractura de cadera.
  4. Una vez que el paciente, tras 5-10 días de estancia en el hospital, llegue a su casa debe continuar con los ejercicios iniciados en el hospital para no frenar la recuperación. Secuencialmente debe ir apoyando la extremidad afecta en el suelo e ir eliminando apoyos físicos. La secuencia debe ser esta: primero usar un andador, tras 15 días usar los dos bastones ingleses, 2 semanas más tarde empezar a movilizar con un bastón inglés, 2 semanas más tarde cambiarlo por un bastón normal para que a los dos meses tras la intervención quirúrgica pueda empezar a deambular sin ayuda de apoyos físicos.

 

 

MILANIS, disponemos de personal debidamente preparado para atender a personas, que hayan sufrido una fractura de cadera y que una vez dados de alta en el hospital, deben ser atendidos en sus domicilios.

 

Para cualquier duda o consulta, pueden diriguirse al teléfono 985755525, bien a nuestra pagina web. Milanis.es, o diriguiendose a nuestras oficinas situadas en la calle conde toreno 2 de Oviedo.

 

MILANIS trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas

 

 

 

 

 

 

ENFERMEDADES MAS COMUNES

13 de junio de 2017 | 1:01 pm

En España hay más 6 millones de personas que superan los 65 años de edad más de un millón y medio que superan los 80 años. Las enfermedades de las personas mayores tienen características especiales que han de ser tenidas en cuenta a la hora de su atención sanitaria. Hoy os describimos las 10 enfermedades más comunes en la vejez.

Demencia Senil: Pérdida progresiva de las funciones cognitivas, debido a daños o desórdenes cerebrales. Característicamente, esta alteración cognitiva provoca incapacidad para la realización de las actividades de la vida diaria.

Alzhéimer: Enfermedad mental progresiva que se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro y una disminución de la masa cerebral; las manifestaciones básicas son la pérdida de memoria, la desorientación temporal y espacial y el deterioro intelectual y personal.

Parkinson: Enfermedad crónica y degenerativa del sistema nervioso que se caracteriza por falta de coordinación y rigidez muscular y temblores.

Artrosis: Enfermedad crónica degenerativa que produce la alteración destructiva de los cartílagos de las articulaciones.

Presión Arterial Alta: es una afección grave que puede causar enfermedad coronaria (conocida también como enfermedad de las arterias coronarias), insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular (derrame cerebral), insuficiencia renal y otros problemas de salud.

Osteoporosis: Enfermedad ósea que se caracteriza por una disminución de la densidad del tejido óseo y tiene como consecuencia una fragilidad exagerada de los huesos y que afecta fundamentalmente a las mujeres de edad avanzada.

Arterioesclerosis: La arterioesclerosis es una afección en la cual placa se acumula dentro de las arterias. Placa es una sustancia pegajosa compuesta de grasa, c1olesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre. Con el tiempo, esta placa se endurece y angosta las arterias limitando el flujo de sangre rica en oxígeno.

Artritis: Inflamación de las articulaciones de los huesos con una hinchazón dolorosa que limita los movimientos.

Hiperplasia benigna de próstata: La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es un agrandamiento no canceroso de la glándula prostática cuya prevalencia aumenta progresivamente con la edad. Sus causas más corrientes son el envejecimiento y la presencia de andrógenos u hormonas sexuales masculinas.

Sordera: dificultad o imposibilidad de usar el sentido del oído debido a una pérdida de la capacidad auditiva parcial o total.

MILANIS, disponemos de personal altamente cualificado para atender aquellas necesidades que nuestros clientes tengan, para información nuestro teléfono es 985 75 55 25, nuestra pagina web. Milanis.es y nuestras oficinas situadas en calle conde toreno 2 1 planta, de Oviedo.

MILANIS, trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas

 

 

INSUFICIENCIA CARDIACA

30 de mayo de 2017 | 11:45 am

Insuficiencia cardiaca

Sucede cuando el corazón no es capaz de bombear suficiente sangre al resto del cuerpo. Varias enfermedades pueden causarla: valvulopatías, arritmias…

¿Qué es la insuficiencia cardiaca?

La insuficiencia cardiaca se produce cuando hay un desequilibrio entre la capacidad del corazón para bombear sangre y las necesidades del organismo.

Causas de la insuficiencia cardiaca

El corazón puede fallar debido a un problema propio o porque su capacidad de reacción no alcanza a satisfacer lo que el organismo le demanda.

 

Insuficiencia cardiaca por enfermedades del corazón

La insuficiencia cardiaca es un sindrome caracterizado por la presencia de síntomas (falta de aire, cansancio, dificultad para respirar tumbado, etc.) y signos de que el corazón no funciona bien (expulsa mal la sangre) y se acumula en las piernas, abdomen, etc. Muchas de las enfermedades del corazón acaban en esta. Las posibles causas que puede provocar insuficiencia cardiaca son:

Cardiopatía isquémica

Aparece cuando las arterias coronarias que distribuyen la sangre al corazón sufren estrechamientos que reducen o impiden el flujo sanguíneo, y por tanto, el aporte de oxígeno. En algunos pacientes es un proceso lento y progresivo. En otros, consiste en un coágulo o trombo que produce una obstrucción completa y rápida del vaso sanguíneo. Esta última situación es lo que se conoce como infarto, y puede provocar la muerte de la parte de músculo cardiaco que deja de recibir sangre.

Enfermedad del músculo del corazón (miocardiopatías)

Son dolencias que afectan al músculo cardiaco:

Por lo general, estas enfermedades provocan dilatación e importante pérdida de fuerza del corazón. Algunas, como la miocardiopatía etílica o la miocarditidis, pueden ser reversibles con tratamiento.

Valvulopatías

Aparecen cuando las válvulas no funcionan adecuadamente y el músculo cardiaco no es capaz de compensar el mal funcionamiento de estas incrementado la fuerza o número de latidos.

Arritmias

Tanto las arritmias rápidas como las arritmias lentas pueden provocar insuficiencia cardiaca.

Insuficiencia cardiaca por aumento de demanda

La anemia, las infecciones generalizadas en el cuerpo, las enfermedades de tiroides, las fístulas arteriovenosas o el aumento de la presión arterial provocan una mayor demanda de sangre corporal que, en ocasiones, un corazón sano tampoco es capaz de atender. Por ello, el tratamiento de estos pacientes debe centrarse en la enfermedad que está ocasionando la insuficiencia más que en el propio corazón.

Síntomas y signos de la insuficiencia cardiaca

La insuficiencia cardiaca puede ser una enfermedad que no presente síntomas durante mucho tiempo a lo largo de la vida (llamada fase asintomática). Cuando aparecen, los síntomas predominantes son:

  • Cansancio anormal por esfuerzos que antes no lo causaban. La sangre no llega adecuadamente a los músculos y se provoca una situación de fatiga muscular.
  • Respiración fatigosa por estancamiento de los líquidos en los alvéolos de los pulmones. Si al estar acostado se presenta una sensación de ahogo que obliga a levantarse y dormir sentado.
  • Sensación de plenitud del abdomen, anorexia (falta de apetito).
  • A veces puede aparecer tos seca y persistente motivada por la retención de líquido en los pulmones o por el tratamiento con inhibidores de la enzima de conversión. Es este último caso, el especialista puede valorar un cambio de tratamiento.
  • La reducción del flujo sanguíneo al cerebro puede provocar sensaciones de mareo, confusión, mente en blanco y breves pérdidas de conciencia. Si se presentan estos episodios relacionados con cifras bajas de tensión es recomendable sentarse o tumbarse.
  • La insuficienciapuede provocar que el flujo de sangre a los riñones no sea suficiente, y se produzca retención de líquidos por disminución de la orina. Esta hinchazón suele localizarse en las piernas, los tobillos o el abdomen. Y a veces se orina más por la noche que por el día (nicturia).
  • Falta de aire (disnea) con el esfuerzo y mala tolerancia al ejercicio por fatiga.

Diagnóstico de la insuficiencia cardiaca

El especialista realiza una detallada historia clínica:

  • Factores de riesgo cardiovascular en el paciente
  • Antecedentes de cardiopatía isquémica
  • Hipertensión o diabetes
  • Antecedentes familiares de miocardiopatías o enfermedades valvulares
  • Infecciones recientes
  • Síntomas relacionados con la tolerancia al esfuerzo
  • Hinchazón
  • Alteraciones del ritmo cardiaco
  • Exploración física para comprobar la tensión arterial y la frecuencia cardiaca
  • Auscultación cardiaca y pulmonar
  • Exploración abdominal

En algunos casos serán necesarias pruebas complementarias, como los rayos X, el ecocardiograma o la prueba de esfuerzo.

Pronóstico de la insuficiencia cardiaca

Aunque la palabra insuficiencia sugiere un proceso benigno, la insuficiencia cardiaca, sin tratamiento, tiene un pronóstico peor que muchos cánceres. Con tratamiento el pronóstico difiere en gran medida de la causa que la motiva. Por esta razón, resulta tan importante el prevenir su aparición y el seguimiento correcto de las indicaciones y controles.

Tratamiento de la insuficiencia cardiaca

Existen tratamientos eficaces para retrasar la progresión de la insuficiencia cardiaca, mejorar la calidad de vida, la capacidad de esfuerzo y prolongar la supervivencia. Son los siguientes:

  • Tratar la causa que la produce (revascularización con angioplastia o bypass si es por falta de riego, dejar de beber si es alcohólica, etc.).
  • Medidas higiénicas: controlar el peso, dieta baja en sal, controlar la ingesta de líquidos, conseguir el normopeso.
  • Los diuréticos mejoran los síntomas congestivos y rebajan la hinchazón o la congestión pulmonar.
  • Los fármacos vasodilatadores (como los nitratos o los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina y de los receptores IECA y ARA II) reducen la carga con la que debe trabajar el corazón, aumentan su rendimiento y rebajan la tensión arterial. Estos últimos son imprescindibles si la función del corazón está disminuida.
  • Los betabloqueantes disminuyen las pulsaciones y mejoran el pronóstico vital (son imprescindibles si la función del corazón está disminuida).
  • La digoxina está indicada en pacientes con fibrilación auricular.
  • Los inhibidores de la aldosterona, también son necesarios, ya que mejoran la supervivencia en los pacientes con función del corazón disminuida y síntomas a pesar del tratamiento con betabloqueantes y IECAS o ARA II.
  • La ivabradina es un fármaco que reduce exclusivamente la frecuencia cardiaca y puede ser beneficioso en algunos tipos de insuficiencia cardiaca.
  • En otros casos es necesario implantar dispositivos a los pacientes que a pesar de un tratamiento correcto (pérdida de peso, dieta adecuada, etc.), continúan con síntomas, tienen unas alteraciones en el ECG determinadas y una función del corazón disminuida (<35%). Estos dispositivos en los pacientes con una esperanza de vida adecuada pueden mejorar los síntomas (TRC) o disminuir la probabilidad de morirse de repente (DAI).
  • Si el paciente no mejora con todos los tratamientos previos, se podría plantear (según la edad y la presencia de otras enfermedades o complicaciones) el trasplante cardiaco.

En todo caso, el enfoque inicial de cualquier tratamiento para la insuficiencia cardiaca siempre debe controlar la hipertensión o la diabetes y recuperar el caudal de riego sanguíneo.

 

MILANIS , para cualquier duda o consulta acerca de nuestros servicios pueden diriguirse a nuestras oficinas en la calle conde toreno 2 de Oviedo, al teléfono 985557525 o visitando nuestra pagina web Milanis.es.

MILANIS trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas.

 

INFARTO

24 de mayo de 2017 | 12:19 pm

MILANIS, estamos atendiendo a varios clientes que han tenido problemas de corazón, el infarto desgraciadamente no podemos evitarlo pero si que podemos prevenir que suceda, os damos algunos consejos para ello. Un ataque al corazón o infarto al miocardio, ocurre cuando el músculo cardiaco se daña o no recibe suficiente oxígeno. Muchos de los problemas relacionados con el corazón se producen debido a obstrucciones en las arterias que llevan sangre purificada desde este órgano a diferentes partes del cuerpo. Otra causa es la formación de coágulos de sangre.

 

Los signos comunes de un ataque al corazón son una opresióndolor o molestias en el pecho, además de sudoraciónnáuseas y vómitos que se acompañan de una intensa presión en el pecho; así como dolor que se irradia y se extiende desde el tórax hasta el brazo izquierdo y falta de aire durante más de unos minutos. Si tienes cualquiera de lo anterior síntomas debes consultar al médico o ir de emergencia al hospital.

 

Los factores de riesgo de un ataque al corazón incluyen: tabaquismodiabetes, niveles altos de colesterolhipertensión, antecedentes familiares de enfermedades cardiacas, aterosclerosis, la falta de ejercicioobesidad y el excesivo consumo de comidas rápidas.

 

Reducir los riesgos de un ataque al corazón es posible; para ello te damos estos 10 consejos que, estamos seguros, te resultarán muy útiles.

 

  1. Deja de fumar
    1. Come saludable. Evita los alimentos grasos, exceso de sal y carnes rojas
    2. Controla tu presión arterialalta y, en su caso, la diabetes
    3. Procura el ejercicio regular por lo menos 30 minutos al día. La caminata es una excelente actividad
    4. Haz todo lo posible para mantener tu peso ideal
    5. Elige un estilo de vida saludable
    6. Práctica la meditación
    7. Haz relajaciónregular y acompáñalos con ejercicios de respiración
    8. Sométete a evaluaciones periódicas por parte de tu cardiólogo
    9. Incluye en tu dietalos alimentos que son ricos en antioxidantes

 

Las enfermedades del corazón y las muertes que de ella se producen, pueden prevenirse mediante el mantenimiento de tu salud, encontrar un equilibrio en la vida entre el trabajo y otras actividades, abandonar el sofá y salir a caminar al aire libre. Una buena opción es que dejes de ver los deportes por televisión y en su lugar practícalos tú mismo.

MILANIS, si necesitais ayuda para atender a algún familiar o amigo, con cualquier tipo de problema, no dudéis en poneros en contacto con nosotros, valoraremos la situación y encontraremos la mejor solución.

MILANIS, trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas.

 

FRACTURA DE CADERA

16 de mayo de 2017 | 11:14 am

Fracturas de cadera en el anciano

¿Qué es la fractura de cadera?

Las fracturas y particularmente, la fractura de cadera, es una patología de creciente importancia en las personas de edad avanzada, tanto por las consecuencias que ella implica, como por los importantes costes sociales y económicos provocados.

La fractura de cadera es la fractura de la porción más cercana al tronco del hueso fémur. Se puede romper tanto dentro, como fuera de la articulación con los huesos iliacos. Cabe señalar, que estas articulaciones soportan todo el peso del resto del organismo, por lo tanto son el apoyo imprescindible para poder caminar.

¿Es muy frecuente la fractura de cadera?

Es bastante frecuente a medida que se progresa en edad, calculándose que por cada cien mil personas, cerca de 100 sufren una fractura de cadera en un año. Si nos referimos a personas mayores de 80 años, casi un 3% han sufrido una fractura de cadera. Estas cifras, son aún más altas si se analiza a la población anciana que habita en instituciones residenciales. Se calcula que en España se producen durante un año, sobre treinta mil fracturas de cadera.

¿Por qué se producen las fracturas de cadera en las personas mayores?

Existen muchos factores que influyen para que un hueso se fracture.Podríamos separarlos en dos grandes grupos, siendo el primero la resistencia del hueso y el segundo, la energía aplicada a éste para que se rompa:

La resistencia del hueso está determinada fundamentalmente por la masa ósea, es decir la cantidad de hueso de buena calidad, que tiene que ver con la densidad mineral que éste contiene.

Se estima que en la tercera década de la vida, se llega al máximo nivel de masa ósea, y de ahí en adelante se pierde paulatinamente hasta la menopausia, en el caso de las mujeres, y sobre los 70 años en los hombres, donde la pérdida es mucho más acentuada.

De tal modo que mientras mayor sea la reserva, mas resistencia tendrá el hueso al momento de recibir golpes. Lo anterior está vinculado de alguna forma con la osteoporosis, que es una enfermedad propia de adultos mayores, en la que se pierde el calcio de los huesos, haciéndolos más frágiles y más propensos a romperse.

Sin embargo, en las personas mayores, tan importante como la calidad del hueso son los golpes que se le den a éste. Por eso las caídas, son un factor esencial en el riesgo de padecer fracturas de cadera. Los ancianos se caen por muchas causas, desde las alteraciones para caminar, la visión defectuosa, la falta de equilibrio, etc. hasta los accidentes producto de barreras arquitectónicas como las escaleras sin pasamanos y sin antideslizantes, los desniveles de la acera, la falta de iluminación nocturna para concurrir al servicio higiénico, etc. Una de las principales diferencias de los ancianos respecto de los más jóvenes, es que basta una pequeña cantidad de energía para que, en el contexto de un hueso poco resistente, se produzca la fractura.

¿Quiénes tienen más riesgos de fracturarse?

Se estima que las mujeres tienen 3 veces más fracturas que los hombres, siendo el sexo femenino por lo tanto más propenso.También influye la raza, pues la gente de raza negra tiene mayor resistencia que la de raza blanca.

La edad, como ya se había expuesto, es un claro elemento asociado a la presentación de fracturas pues a mayor edad mayor es mayor el riesgo, y esto es para ambos sexos.

Además existe una mayor susceptibilidad para fracturarse en mujeres que tengan antecedentes familiares de fracturas de cadera.La osteoporosis y las caídas de cualquier origen, completan el circulo en la producción de fracturas.

¿Cómo se puede saber si ha habido fractura al encontrar al anciano en el suelo?

En general, el diagnóstico de la fractura, no supone mayor dificultad, pues la persona no puede caminar, presenta intenso dolor al mover el miembro inferior afectado y éste toma una posición de acortamiento y rotación hacia afuera. En cualquier caso, y como de todos modos una caída debe ser valorada por un médico, el paciente debe ser trasladado a un centro asistencial para verificar el diagnóstico con una radiografía u otro método que el traumatólogo estime conveniente.

¿Cuál es el tratamiento de una fractura de cadera?

Habitualmente, y salvo justificadas excepciones, el tratamiento es quirúrgico, y lo realiza el cirujano ortopedista, también llamado traumatólogo.

Según el tipo de fractura, su localización y por cierto, el estado del enfermo y su situación funcional previa, se llevará a cabo un tipo determinado de intervención quirúrgica, a fin de dar solidez y estabilidad a esa articulación y para lograr recuperar la marcha del paciente. De acuerdo a las mencionadas características se utilizarán diferentes tipos de técnicas para obtener el mejor rendimiento posible de esa articulación, ya sea con clavos, placas, prótesis parciales o totales de la cadera.

¿Qué riesgos existen con y sin la operación de la cadera fracturada?

Indudablemente, como cualquier intervención, la cadera no esté exenta de riesgos, pero la mayoría de las complicaciones, cuando ocurren, son después del acto quirúrgico.

Las más frecuentes son anemia, infecciones de la herida, trombosis venosa o pulmonar, infecciones respiratorias y la confusión mental, que debe diferenciarse claramente de la demencia, pues es reversible y probablemente la consecuencia de todo el estrés sufrido por el enfermo desde que se ha producido la fractura.

Si el paciente no es intervenido quirúrgicamente, salvo excepciones, no podrá volver a apoyar el miembro afectado, lo que en la práctica, y considerando que son personas con otras enfermedades, implica que probablemente no volverá a caminar.

Por eso es tan importante la situación previa a la fractura, pues permite decidir no sólo el tipo de cirugía que se va a realizar, sino a veces, decidir si se va a operar o no.

Es preciso mencionar, que hay suficientes estudios que demuestran que mientras más precoz sea la intervención, mejor es el pronóstico, y también lo inverso, es decir mientras más días pasen, los pacientes tienden a ir peor tanto funcionalmente, como en la supervivencia.

¿Cómo queda un paciente después de la intervención quirúrgica?

Si bien la recuperación es lenta y gradual, muchos pacientes pueden iniciar la marcha a los dos días de haberse operado. Claro que esto dependerá del tipo de prótesis instalado y del estado general del enfermo.

El buen pronóstico es directamente proporcional a la situación funcional previa de la persona, de modo que los que eran independientes para desplazarse y caminar, irán mejor que los que ya requerían ayuda o lo hacían con dificultad.

En cualquier caso, la rehabilitación y el seguimiento continuado de este tipo de enfermos es clave en su pronóstico funcional, y por eso cobra importancia la coordinación que existe entre los traumatólogos, los geriatras y los médicos de atención primaria.

Es preciso mencionar, que se produce un porcentaje cercano al 25% de mortalidad durante el primer año de la fractura, pero probablemente ésta sea aún mayor si se desestima la cirugía, ya que el inmovilismo y la postración provocan un tremendo deterioro en un anciano.

¿Cómo se puede prevenir la fractura de cadera?

La prevención, como en todo, pasa por tratar la mayor cantidad posible de elementos de riesgo para la fractura. Es evidente que no se puede modificar el sexo, la edad, la raza o la historia familiar. Sin embargo, la osteoporosis puede ser prevenida desde mucho antes de hacerse mayor, logrando una buena reserva de calcio en los huesos.

Si ya se está en una edad avanzada, la osteoporosis puede ser diagnosticada a través de métodos como la radiografía, densitometría ósea o ecotomografía ósea. Una vez diagnosticada, existen varias alternativas terapéuticas que ayudan a detener la pérdida de calcio y en algunos casos, a restituir parte de lo perdido. El calcio, la vitamina D, las hormonas femeninas, la calcitonina y los difosfonatos, son algunos de los medicamentos que el médico tiene como alternativas para utilizar en estos casos. Lo importante es no automedicarse, pues todos estos fármacos, si no se prescriben con el conocimiento médico, pueden tener efectos no deseados importantes.

Indudablemente, como cualquier intervención, la cadera no esté exenta de riesgos, pero la mayoría de las complicaciones, cuando ocurren, son después del acto quirúrgico.

Las más frecuentes son anemia, infecciones de la herida, trombosis venosa o pulmonar, infecciones respiratorias y la confusión mental, que debe diferenciarse claramente de la demencia, pues es reversible y probablemente la consecuencia de todo el estrés sufrido por el enfermo desde que se ha producido la fractura.

También se pueden prevenir las caídas. De hecho, hay estudios que señalan que cerca de un tercio de éstas puede ser evitadas, lo que representaría una significativa disminución en las fracturas. Quizás la mejor forma de prevenir muchas cosas, incluidas las fracturas, es manteniendo una adecuada actividad física, acorde con la edad y características de cada persona.

Se recomiendan en general paseos de 30 minutos al día como mínimo, ya que esto mantiene en buen estado a los músculos y permite a las articulaciones no perder sus rangos de movilidad.

No se puede dejar de mencionar, la buena y equilibrada alimentación, puesto que la desnutrición es otro elemento de riesgo importante para prácticamente todas la enfermedades, y por cierto para las fracturas y para la mejor recuperación de los operados.

Si el paciente es propenso a las caídas, a pesar de haber intentado modificar todas sus posibles causas, pueden emplearse protectores de cadera, que son aparatos especiales que se ajustan a las bragas o a los calzones a la altura de las caderas, y que amortiguan el golpe, haciendo que el impacto real al hueso sea menor y por lo tanto ayudan a disminuir la probabilidad de fracturarse.

A modo de resumen, podemos concluir que nos encontramos ante un proceso de enorme trascendencia por su frecuencia, coste, gravedad y potencial incapacitante Por tanto es necesario mantener y mejorar nuestros esfuerzos en su prevención, reparación y recuperación, para que abordemos el problema en todos sus frentes.

MILANIS, PIDANOS SIN NINGUN COMPROMISO PRESUPUESTO DE LA AYUDA QUE PUEDAN NECESITAR, LES ASESORAREMOS DE CUAL ES LA MEJOR OPCION EN CADA CASO, NUESTRO TELEFONO ES 985755525, NUESTRAS OFICINAS ESTAN SITUADAS EN CALLE CONDE TORENO 2 PLANTA 1 OVIEDO Y NUESTRA PAGINA WEB DONDE PODRAN ENCONTRAR TODA NUESTRA INFORMACION WWW.MILANIS.ES

 

MILANIS TRABAJAMOS PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS

 

DEMENCIA SENIL

9 de mayo de 2017 | 12:57 pm

La demencia senil es un síndrome en el que el sujeto afectado va perdiendo sus capacidades cognitivas. Es un grupo de síntomas generados por diversas causas, todas ellas asociadas con cambios en el funcionamiento del sistema nervioso tal y como analizaremos más adelante.

El deterioro de las funciones cognitivas viene dado por el envejecimiento de las células cerebrales, pudiendo provocar confusión mental, dificultad en la toma de decisiones, desorientación espacial, dificultades de comunicación, deterioro intelectual, pérdida de memoria… Así, con el transcurso del tiempo, suele ser común que el afectado presente dificultades para reconocer un rostro o para expresar y pronunciar ideas. Otro síntoma que se manifiesta a menudo es el deambular errático provocado por la desorientación espacial.

Además, se da un aumento de conductas agresivas, de desinhibición extrema, negatividad, intrusividad, alteración del estado de ánimo... El cambio de personalidad de la persona a su cargo, suele ser uno de los puntos más complicados para el cuidador.

Estos síntomas están estrechamente relacionados con la tercera edad, siendo especialmente habituales a partir de los 85 años. De hecho, el 50% de los individuos que superan esa franja de edad presentan síntomas de demencia senil, aunque su presencia ya suele ser significativa a partir de los 65 años.

“El 50% de los ancianos mayores de 85 años presentan síntomas de demencia senil”

Causas de la demencia senil

Como ya comentábamos al inicio del artículo, las causas  que provocan la demencia senil pueden ser diversas. La más común, actualmente, suele ser el Alzheimer, siendo responsable de casi la mitad de los casos de demencia senil.

“La principal causa de la demencia senil es el Alzheimer, seguido por la demencia vascular, el Parkinson y la demencia frontotemporal”

La segunda causa más común de la demencia senil es la demencia vascular. En estos casos las arterias del cerebro se obstruyen haciendo que el flujo sanguíneo no llegue correctamente a las células del cerebro. El colesterol alto, la diabetes y las enfermedades cardiocirculatorias pueden también participar en esta pérdida de memoria.

Otra causa que conduce a los síntomas de la demencia es el Parkinson, conocido trastorno neurodegenerativo que afecta al movimiento. El 40% de las personas que padecen la enfermedad presentan síntomas de demencia senil, manifestando problemas en la percepción visual y la toma de decisiones, no obstante, la memoria queda intacta en estos casos.

La demencia frontotemporal, sin embargo, tiene como causa el deterioro de los lóbulos frontales y temporales del cerebro y se caracteriza por el desarrollo de conductas socialmente inapropiadas y la pérdida del lenguaje.

El papel del cuidador/a en la demencia senil

Existen varias acciones que el cuidador puede llevar a cabo tanto para asegurar una buena calidad de vida de la persona cuidada como para prevenir la progresión de la enfermedad, tal y como afirma Piédrola “En relación con la dependencia, la demencia plantea nuevos retos a la sociedad y al sistema sanitario, como son el respeto a la autonomía del paciente, la información al paciente y a la familia, la posibilidad de complementar el documento de voluntades anticipadas, el consentimiento informado y, en especial, la elección de un tutor o representante”, temas de los que ya hablamos en el anterior post sobre la dignidad del anciano.

Así, en muchas ocasiones el cuidador deberá tomar el control paulatino de aspectos diarios, como la administración del dinero o conducción del automóvil del anciano. Esto debe hacerse gradualmente conforme avance la enfermedad y con especial cuidado para no interferir en la autonomía, autoestima o dignidad del anciano. La clave está en encontrar el equilibrio entre la independencia del anciano y su seguridad, velando por los dos aspectos simultáneamente.

“A medida que la enfermedad avance, el cuidador deberá tomar las riendas de ciertos aspectos de la vida del anciano, buscando siempre el equilibrio entre su independencia y seguridad”

Al mismo tiempo, podemos llevar a cabo diversos ejercicios para estimular su desarrollo cerebral, mejorando la memoria, la atención y el lenguaje. Desde adivinanzas, actividades físicas o el baile, hasta el relato de cuentos y reuniones sociales con familiares y amigos.

El cuidado de la demencia senil suele venir acompañado de una serie de emociones difíciles de gestionar, especialmente cuando se trata de un familiar. La persona deja de reconocernos y su personalidad cambia por completo, desarrollando nuevas conductas a menudo negativas hacia nosotros. Esto nos genera emociones de tristeza o de pérdida, experimentando un proceso similar al del duelo. Es normal que estas emociones nos afecten, por lo que no debemos negarlas. Asimilarlas y comprenderlas será clave para cuidarnos también a nosotros mismos.

En MILANIS disponenos de personal preparado para atender a personas que presenten casos similares, no obstante si se tiene cualquier duda, no dudéis en poneros en contacto con nosotros para poder hacer una valoración y ver cual seria la mejor solución, nuestro teléfono 985755525 , en nuestra pagina web. Milanis.es, o bien en nuestras oficinas en la calle conde toreno 2b planta 1 oviedo

MILANIS, trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas.